Neuróloga/ Profesora ayudante de neurología

NYU  Medical Center

Este verano 35 niños con epilepsia podrán ir a un campamento de verano gracias al programa Blanca Vázquez Summer Camp. Esta iniciativa, que arrancó en 2009, es resultado del esfuerzo de esta doctora que lleva 21 años trabajando en el NYU Medical Center. “La universidad reconoció mi empeño para que los niños con epilepsia puedan vivir una vida normal”.

Los fondos se recaudan a través de la organización FACES, que el mes pasado reunió $4.5 millones para estas becas y para la investigación en este campo. Desde 1993, su equipo ha puesto en las farmacias diez compuestos  para pacientes con epilepsia.

A Vázquez le brota el entusiasmo por los poros, tanto por lo realizado como por lo que queda por hacer. Por ejemplo, completar la investigación sobre los riesgos de las mujeres con epilepsia para quedar embarazadas.

La doctora vino a Nueva York desde Puerto Rico a principios de los 90’s para hacer su entrenamiento en neurología y la especialidad en epilepsia,  después de cursar la carrera en la Universidad Central del Caribe.

“Me enamoré de mi profesión, de las oportunidades que me dio la universidad y de la ciudad”, destaca la investigadora.

También contribuyó a que se quedase el programa internacional de epilepsia que dirige. Gracias a él, “tengo un lazo muy fuerte con  Latinoamérica. Estoy en contacto con los doctores locales. Es como si extendiese las alas de lo que hago a una población que de otra manera no tendrían acceso”. A través de ese programa, un porcentaje de pacientes vienen referidos al centro.

El balance que hace Vázquez es muy positivo. “Hago lo que me gusta hacer y vivo de lo que me da vida. Trabajo como investigador, veo pacientes, tengo una clínica para pacientes indigentes  y una unidad nueva en el Lutheran Medical Center, donde extendemos el servicio”.